El VIH hoy no es lo que era ayer

Bienvenido a hividag.se

Vivir hoy con VIH en Suecia significa algo totalmente diferente a lo que significaba ayer. En Suecia el tratamiento del VIH es tan eficaz que disminuye el nivel del virus a prácticamente cero y eso permite que el nivel de contagio sea muy bajo. Hoy el VIH no es una enfermedad mortal sino una infección crónica y es tratable. Si se inicia el tratamiento a tiempo, se espera que la persona viva en general tanto tiempo como si hubiese vivido sin el VIH.

Cada vez más personas viven con VIH en Suecia. El desconocimiento sobre cómo es vivir con VIH puede desembocar en discriminación. Por eso es necesario un mayor conocimiento sobre el VIH. Aquí podrás saber más sobre el significado de vivir hoy con VIH. Creemos que te brindará conocimientos acerca de lo que significa vivir con VIH hoy en Suecia.

Folkhälsomyndigheten, el Instituto Nacional de Salud Pública de Suecia, tiene a su cargo la tarea de disminuir la estigmatización y discriminación de las personas que viven con VIH. En el marco de esta tarea, Folkhälsomyndigheten realiza un evento nacional informativo sobre el VIH hoy en Suecia.


Ver la película

EL VIH

La infección de VIH, o el VIH, como se suele llamar la enfermedad, es causada por un virus y VIH es la sigla de virus de inmunodeficiencia humana. El VIH puede transmitirse durante el coito vaginal o anal sin protección. A veces, el virus puede transmitirse también practicando sexo oral, especialmente si recibes semen en la boca y la mucosa de la boca tiene alguna herida. También puedes contraer VIH a través de la sangre si consumes drogas y compartes jeringuillas y agujas con un portador del virus.

Síntomas del VIH

Si has contraído el VIH, no sentirás necesariamente molestias al principio. Algunas personas tienen dolor de garganta, fiebre, ganglios inflamados o erupciones en la piel. En esos casos, los síntomas aparecen después de una a cuatro semanas posteriores al contagio. Esto se denomina infección primaria. Los síntomas pueden ser parecidos a los de la gripe y a menudo desaparecen después de una semana. Pero la infección continúa debilitando subrepticiamente el sistema inmunológico del organismo. La infectividad es aún mayor durante los primeros meses después del contagio. En ese momento la cantidad de virus es muy alta, pues el sistema inmunológico no alcanzó todavía a reaccionar, independientemente de si has manifestado síntomas o no.

Tratamiento

No hay vacuna de protección ni remedio contra el VIH. Pero actualmente hay medicamentos eficaces que si los comienzas a tomar a tiempo, detienen la evolución de la enfermedad y hacen que tu sistema inmunológico no se destruya. Con ello se evita que se desarrolle la complicada enfermedad del sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). Además, un buen tratamiento médico conduce a que la infectividad sea muy baja, pues la cantidad de virus en la sangre y en otros fluidos corporales disminuye considerablemente. Esto sucede si no tienes alguna otra infección de transmisión sexual. Por eso, siempre se debe usar condón al tener relaciones sexuales, para minimizar el riesgo de contagio y protegerte de otras enfermedades venéreas. El tratamiento no cura la enfermedad y debe continuar toda la vida.

Todas las mujeres embarazadas tienen la posibilidad de realizar la prueba del VIH para iniciar el tratamiento contra el virus durante el embarazo, y puedan tomar precauciones durante el parto para disminuir los riesgos que corre el niño si la madre tiene VIH. Por eso, actualmente en Suecia es muy raro que una madre con VIH transmita el virus al niño durante el embarazo o el parto.

HAZ LA PRUEBA DEL VIH

Someterse a una prueba de detección del VIH es la única manera de saber si tiene la enfermedad. Cuanto antes se detecte la infección del VIH, tanto antes será posible comenzar el tratamiento y minimizar el daño al sistema inmunológico.  Un proceso de asilo en curso no se ve afectado si usted recibe un diagnóstico de VIH tras realizar la prueba.  Busque su consultorio más cercano en 1177.se.